Un Bartolomé Hidalgo para Marosa

Un Bartolomé Hidalgo para Marosa

Como tantas uruguayas y uruguayos destacados en alguna vertiente artística, Marosa di Giorgio encontró a nivel internacional un reconocimiento que en su tierra natal no le ha sido tan generoso. Esa "pereza" que caracteriza a la crítica nacional y que nos ha llevado a estar en el debe con varios de nuestros talentos, quizás haya empezado a saldar su deuda con el "Bartolomé Hidalgo" que le fuera entregado días atrás a la escritora, en el marco de la 24° edición de la Feria del Libro.



— ¿Qué has hecho en literatura últimamente?
—En los últimos tiempos apareció "Camino a las pedrerías", en Editorial Planeta. Fue difundido en ambas ciudades del Plata —Montevideo y Buenos Aires— y obtuvo el primer premio del Ministerio de Educación y Cultura.
— ¿Cómo describirías este trabajo?
—Es un libro de relatos, poemas en clave erótica, pero por sobre todo es un libro poético, como no podía ser de otra forma.
— ¿Editaste algo en el extranjero?
—Sí, en 1999 apareció en Buenos Aires la novela "Reina Amelia", en la Editorial Adriana Hidalgo. Un texto raro, con luz subterránea y neblina, erotismo místico. Fue premiado también por el MEC.
—En lo que tiene que ver con reediciones...
—El año pasado se reeditó en Buenos Aires "Papeles salvajes", la recopilación de todos mis libros que antes editara Arca en Montevideo. En ese año vio la luz, aumentada con "Diamelas a Clementina Medici" —mi madre—. Este año apareció en Chile una edición de "Misales", relatos y poemas también en clave erótica, con un erotismo muy particular, lindando siempre con lo místico. Antes lo había editado Cal y Canto en Montevideo y Arcane 17 en Francia.
"Misales" ha sido requerido en estos días desde la Editorial de la Universidad de Antioquia, en Colombia, para una nueva edición.
— ¿Qué pasa con los reconocimientos?
—También este año viajé, por segunda vez, para el Festival de Medellín, donde un jurado internacional me concedió el premio a la poesía en idioma castellano, y en estos días obtuve un "Bartolomé Hidalgo" para el que había estado nominada anteriormente en dos oportunidades.
— ¿Has realizado otras actividades?
—Recitales poéticos. Mi recital que primero se originó en La Máscara, dirigido y orientado por el inolvidable Atilio Costa.
También me he presentado en escena hace algunos años con poemas en "Figuras de palabras", un espectáculo orientado por Ricardo Prieto en Casa del Teatro.
"El Lobo" cambió de título. Ahora es "Recital Diadema", y repetidas veces lo presenté en Buenos Aires, Francia, Israel, Venezuela, México, Paraguay, Colombia, Chile.
— ¿Hay algún proyecto a futuro?
—No hago muchos proyectos, en fin, siempre algo se dibuja o se predibuja. Salen iguales o aproximados, o distintos, como en todas las cosas de la vida.
Yo estoy obsedida por mi trabajo en la escritura. Para eso nací, estimo  a mis colegas, que brille el arco iris para todos.
— ¿Qué te parece el Uruguay?
—Es bello, como predestinado a una bella égloga. Creo que le hace falta  una inyección, vivificarlo sin que tener que perder su aspecto idílico, poner en marcha otras cosas. Creo que los uruguayos somos soñadores, indolentes, y la hora exige otros fuegos. Fuegos, pero en la paz, se entiende.
— ¿Cómo ves la situación de las mujeres?
—A cada instante se dice que conquistamos muchos espacios. Y es verdad.
Un hombre cabal, además de macho debe ser un caballero. Es una cuestión de calidad, y la calidad no se inyecta, es un don natural, "el don".
Yo, que estoy encantada con mi condición femenina, advierto que entre ambos sexos hay una zona de diferencia que no significa ninguna minusvalía para la mujer ni para el hombre. Somos iguales, pero distintos. Eso no cambia.
— ¿Sentís que sos poco reconocida a nivel nacional?
—En realidad, no creo que sea así. Acá me conocen y me reconocen mucho, he sacado varios premios y la gente me saluda por la calle.
También creo que esto ha aumentado con el paso del tiempo, siento que cada vez me reconocen más.
— ¿Qué te queda por hacer?
—Esperar la aurora y salir a repartir rosas por todos lados.

Actividades del Mes

Suscripción










UBICACIÓN DE CASA HORACIO QUIROGA Y SALA MAROSA DI GIORGIO