Despedida

Emotivas palabras

de Leonardo Garet

despidieron a la poetisa

Por el Prof. José Luis Guarino – CULTURA.

Emotiva jornada vivió ayer Salto, durante la espera de los restos de la poetisa Marosa Di Giorgio, el velatorio en la Biblioteca Municipal, y el sepelio en el Cementerio Central.

Mucho público aguardó desde las primeras horas de la tarde en la Biblioteca Municipal "Felisa Lisasola" el arribo de los restos de la escritora, que llegaron poco después de las 15 horas, acompañados por el Prof. Leonardo Garet, quien realizó en Montevideo los trámites para el traslado, y fue el único orador del acto.

La congoja era visible en los rostros de quienes colmaron la improvisada sala mortuoria, y en los comentarios escuchados durante la ceremonia.

A las 17 y 30, bajo una tenue llovizna, se inició el cortejo hacia el cementerio.

El Profesor Leonardo Garet sobreponiéndose a una profunda emoción expresó que era la ocasión en que debía pronunciar las palabras más duras, pero también las más impostergables. Marosa di Giorgio -dijo- fue una excelente poetisa, cuya obra es de las mejores que se han escrito en lengua española; ha obtenido muchos premios y reconocimientos, y ha tenido muchas reediciones y traducciones. Pero no es este el momento -añadió- de hacer una valoración de su obra, sino de despedir a un ser humano generoso que tuvo un alto concepto de la amistad.

Conocí a Marosa -recordó- en el año 1968. Desde entonces quedó establecida entre ambos una indeclinable amistad, que fue como un árbol, que ambos cuidamos e hicimos crecer. No hubo proyecto o realización, que no compartiéramos: conferencias, presentaciones de libros, publicaciones... lo que nunca pudimos hacer, fue un viaje. Teníamos proyectado viajar a Praga con un grupo de amigos, y su estado de salud lo fue posponiendo. Últimamente habíamos acordado viajar a Salto para el próximo mes de setiembre, aunque yo lo sabía -dijo- y ella no lo ignoraba que ese viaje no sería posible. "Yo voy a ir a Salto, convertida en mariposa", expresó Marosa. Y este ha sido el viaje que acabo de hacer con ella - afirmó Garet- para traer sus restos a Salto.

El profesor Leonardo Garet en momentos de la parte oratoria en el Cementerio Central. Lo hizo en nombre de la Intendencia Municipal de Salto, de los amigos de Marosa y su obra, y en nombre de los pájaros, los árboles, las mariposas, los ríos, la luna, y las flores, que forman parte de la gran poesía que nos ha legado la poetisa, cuyos restos recibieron sepultura en nuestra ciudad, acompañados por la congoja de todo un pueblo.

Actividades del Mes

Suscripción










UBICACIÓN DE CASA HORACIO QUIROGA Y SALA MAROSA DI GIORGIO